Entradas

en la garganta

Imagen
Había hecho la pregunta equivocada. Hacia ese espacio ocupado por sus dudas, no había tiempo para confirmar nada. Permanecerían las incertidumbres y los dolores de cabeza.

Dejó pasar un tiempo a ver si así podía borrarse la zozobra. Si había sido efectivo el plazo conformado por la voluntad, lo que seguiría no se aproximaría a la sensación de padecer el cuerpo separado en líneas verticales.
No pasaron ni dos días cuando el cuerpo se le fue mostrando abierto a las puertas de la muerte. Era como si lo hubieran colgado en lo más alto de un muro de prisión, exactamente amarrado a las cuerdas de seguridad.
Electrificado ( ( ( nervioso ) ) ) , sin palabras en la lengua y con la carne hecha un nudo en la zona del estómago, entraría a esa dimensión de la negrura espesa. Para ese entonces, nada iba a mantenerse firme entre los dedos. La sed y el hambre dejarían de ser las exigencias reales del placer y la necesidad; acabarían convirtiéndose, inevitablemente, en poderosos fantasmas que deambular…

hipótesis

Imagen
el viejo freud hizo del sexo
un pretexto de terapia
¿se logró de veras?
oyendo tantos boleros
no estaría seguro de esa historia puerca




si len cio

Imagen
un instante
silencio y algo de viento
en un instante ni media frase
apenas rumor recortado
presentimiento de que todo está por desaparecer
en un instante
instantáneo temblor de agua
  en el vaso
una casa un jardín

una ventana
un vidrio separado por las grietas
un ojo 
una mirada
unos labios sin palabras 

sueño sin besos
en un instante
uno ( ( ( ( fugaz
y todo el mundo 

del otro lado
en un instante
uno ( ( ( ( escindido
bostezo

una lágrima
si  len  cio


Materia reventada

Imagen
No era más cierto ni más seguro, ni más claro, hablar de yo que de tú. Tanto yo como tú, sólo  habíamos sido parte del cúmulo de sombras arrinconadas y que había que sacar a la luz; que había que  hacerlas vivir al ritmo de horas en nocturnal memoria, haciéndolas meter en el cuerpo esas cuestiones que durante el día eran casi imposible tratarlas con el tono ni con la sutileza de los pianísimos. ¿Cómo hablarnos preguntando y dudando sin padecer las estruendosas irrupciones de la poderosa realidad moderna?
Entre nosotros sólo había materia reventada por tantas formas y colores multimedia. La sombra de  nosotros se hacía apenas con la realidad de algo que se anunciaba mediante matices y bajo otras formas. Casi en los páramos de lo salvaje estaba el recurso que nos ayudaría a reconocernos. Y por algo que ni ellos (ni yo ni tú) imaginaban en el momento en que estaba ocurriendo esta explosión de formas y colores. Ya se ve con esto cómo los ángulos desaparecerían del cuerpo ensombrecido. En su …

más que un orden

Imagen
era una imagen
que exhibía el hecho
inconfundible
de un día 
de un instante de noche

nada había que esperar después de eso
nada que ocurriera antes de incontables años

era más que un orden
mucho más que una serie asegurada
de palabras o de números
¿para qué decirlo de otro modo?
en el callado abismo de las hojas
posibilitaba la atracción
de ese mismo hecho
de esa misma imagen

era -si creyera realmente en serio- como el milagro hecho
en presencia de ojos y de oídos
y de ausente nostalgia
a esa hora en que pensar era un obstáculo



una palabra o dos

Imagen
el sueño de un día 
trágico
poco antes de ahora
los ojos abiertos al silencio
del pensamiento la sombra
cobijando en imagen
una noche fatal
un montón de cuerpos
descoyuntados
tirados en bolsas negras
en la calle o avenida
y encima o entre orillas
la sombra del silencio
el pensamiento
el sueño
una palabra o dos
la muerte
la vida
adiós


un gajo de luna

Imagen
había un gajo de luna
flotando
((( a las nueve de la mañana )))
en el cielo soleado
y ya con poco jugo 
en su porosa membrana