Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

Contrapuntos

Imagen
Afuera el ruido alegre de los colores y sus formas apresuradas. Y acá en el interior de la casa: Los comensales rompían la quietud de los cuerpos con risas, en la mesa, Con golpes de vidrio, en las pupilas, con raspones en la porcelana de los platos, Con voces que saludaban a todos con la copa en alto.
No muy lejos de acá, a un perro lo tenían adornado con cuerdas Saturado  de fuegos pirotécnicos. Precisamente allá, en medio de la calle y de sus formas apresuradas Con la luna más redonda que nunca: Un muchacho le había puesto fuego a las cuerdas que adornaban al perro. Y el perro comenzó a llenarse de fuegos pirotécnicos Y de explosiones en todo el cuerpo.
En otra parte de la ciudad Adentro, muy adentro del cuerpo del vagabundo que dormía Sobre la banca  de esa plaza desolada, fría y con la luna enorme en todo lo alto, Allí el silencio estaba colmado de misterios, hasta de sueños y de pesadillas.
Imposible que al vagabundo lo despertaran los ladridos del perro que saltaba Entre tantas explosiones …

Tirado en el lodo

Imagen
Estabas tirado en el lodo
Con la mirada extraviada en las estrellas.
Sofocado en el hueco,
El temblor de tu cuerpo buscaba
Demoler la fiesta de los insultos.
Ni una palabra brotaba de tus labios,
Sólo había sangre en el océano de la noche,

Sólo había frío, y silencio, y muerte a tu lado.


Palabras tristes

Imagen
Humedecían las palabras
Humedecían
Eran como lágrimas
Eran tristes las palabras
Tristes
Qué tristes cayeron
Como lágrimas
Como tristes lágrimas



Disoluciones

Imagen
Es escribir sobre uno mismo,
Pero como si fuera en otro.
Es preguntarle a dios
((( si crees que existe )))
Qué pasó 
Qué sueños tuvo 

Esa noche después del séptimo día.
Es dejarse llevar lejos, muy lejos,
Sabiendo que el regreso jamás sucederá.
Es esconderse en la sombra de los vidrios
Rotos como esos cuadernos 

De angustia adolescente.
Es dormir con la sensación de hundirte en el cosmos
De disolverte en un brillo de luciérnaga
Y de no saber más la hora en que desaparecerás
Entre tantos sueños 

y cuadernos 

y vidrios rotos.




Y / O

Imagen
De nuevo el desierto y el fantasma del cuerpo arrastrado sobre montículos y escorpiones atravesando el instante.
De nuevo el cielo y la noche del pensamiento limpiando estrellas en la madrugada.
De nuevo el cuervo y los ojos abiertos entre horizontes robando el sueño de una tarde robando la hora de no acabar nunca.
No más ayer ni mañana todo se hará siempre y nunca más otra vez nunca más otra vez el instante nunca más de ver que apareciste.
De nuevo el desierto y el fantasma del cuerpo arrastrado sobre montículos y escorpiones atravesando el instante.
De nuevo eso que parecía nunca De nuevo y ya no estar otra vez Para qué otra vez eso que se ha ido para siempre.
Nunca más otra vez nunca más otra vez el instante nunca más otra vez el ver todo eso y nada nada nada.