Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Disfraces

Imagen
En una revista de circulación electrónica publiqué una entrevista. En ésta había puesto el nombre de un supuesto escritor de novelas que empezaba a descollar en un país hispanoamericano, y con esto lo que había hecho era ocultar, o mejor, borrar el nombre del autor verdadero y que era realmente personaje renombrado en el mundo de las artes y las letras. Este personaje, que ha escrito libros en distintos géneros, que ha vivido en diferentes países y que ha hecho del mundo su templo, es de origen  caribeño. Cuando leí las ideas de este artista y pensador en el libro El mago y sus disfraces, compuesto por un total de siete entrevistas, confieso que me parecieron muy poderosos sus razonamientos. Al publicar la entrevista que supuestamente yo había realizado, sabía que era parcialmente ficticia, y digo parcialmente porque las respuestas habían ocurrido realmente, mas no habían sido dadas por el personaje literario que yo había inventado como el supuesto autor de tales ideas.
Quería comprob…

Sucias dudas

Imagen
Padecer la dinámica de las ideas sucias y del nulo mantenimiento para con los edificios de la razón y de la ética (pilares de la educación), es tanto como para averiguarlo y lograr así aquello que maldice y malinterpreta –deconstruye, dirían los exégetas del pensamiento- esa idea en el doble sentido con que afirma lo siguiente: La verdad es que no hay verdad.
En la época en que se vivía soterrado por los golpes de la educación capitalista, resultaba conveniente hacer las cosas al estilo de los más avezados negociantes de la política chapucera, esto es, había que decir haciendo todo lo opuesto a lo que habían dicho, o si se prefiere, había que ocultar las verdaderas intenciones que estaban detrás de cada una de las acciones en la política en tanto negocio y mascarada, o de lo contrario se descubriría la liebre. Pero ahora en que a la letra se siguen las ideas que Orwell expuso en aquella famosa novela: 1984, ya decir educación es decir y dar sentido a una idea muy distinta del ser que …

Diálogo breve

Imagen
Fue un diálogo breve, crepuscular. Leonora había hablado con las palabras justas, respondiendo así a cada una de las preguntas que le hubo formulado Alejandro. Éste, después de meses de haber estado hundido por las frecuentes pesadillas que se le habían aparecido, no acababa de entender, o mejor, de comprender todo lo que había sido modificado entre él y Leonora.
            ¿Cuánto tiempo duró el diálogo entre ambos amantes? Es posible que diez minutos. Tiempo suficiente para que alguien muera debajo del agua, o también, tiempo suficiente para terminar una relación que había sido vivida por casi quince años.
            Las últimas palabras de Leonora fueron: “Nunca cumpliste ni una sola de tus promesas. Me siento completamente estafada. Yo no podría vivir sintiéndome así ni un día más.”
            “Pero tú sabes que siempre lo intenté. Siempre quise hacerte feliz”, se defendió Alejandro.
            Leonora levantó las manos y las dejó estar sobre su cara. Tal vez Alejandro esperaba qu…

Volver a estar

Imagen
Equivocado yo Entuerto de un día y otro día También Más acá que la luz solar.
Insatisfecho yo Cerrado al aire fresco De las mañanas al roce En descubrir.
Enfermo yo Adherido por miasmas insufribles Sin lugares vacíos para vivir  Sin vacilar.
Un lenguaje que no exhiba / Impúdico y libre de toda reserva Dispuesto en apagar los fatuos fuegos Y volver, volver a estar Con el cuerpo que da sombra y calor.