Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

en otras cuevas

Imagen
Historia fue aquello de que con el uso de las manos el hombre había dejado atrás la bestia. Y junto con las manos, es verdad, devino la forma erecta, y después de otras épocas surgieron los fondos de la lengua. Es cierto que al decirlo así, es tanto como quitarle sombra al plural de las manos que modelaron los rostros de las noches y sus gozos. Porque con las manos no sólo fue atrapada la manzana, y puesta en sacrificio la verdad en sus paraísos, sino que, además, con las manos surgieron muchas otras historias, hasta el colmo de quitarle oscuridad a inciertos hechos conservados en la piedra de las cuevas.




Otras cuevas hay insinuadas en los mundos de Internet. En éstas lo rupestre se ha transformado y dado origen a una complejidad fantástica de historias que se fugan y desaparecen en un instante. 


Las estrepitosas guerras han comenzado, y son guerras en las que se busca conquistar los espacios de esta otra clase de realidad virtual. Ya no son países ni estados los que aparecen en tales g…

Preludio

Imagen
Era el Diario de un loco y Carlos Ancira el actor. Nosotros estábamos arriba en gayola, espectadores de los de abajo, sin pesos en los monederos falsos o verdaderos pero con la imaginación desbordada, atentos al vuelo de las palomas que había jugando allá afuera de los ventanales. Era tarde de domingo. No éramos muchos los que estábamos en gayola cuando Carlos Ancira nos gritó que bajáramos. Bajamos corriendo y entramos por la puerta principal del teatro Degollado.
“¡Vengan hasta acá!”. Gritó Carlos. Subimos al proscenio, y entonces el Diario de un loco tomó las dimensiones de la vida.


Frente a tus ojos

Imagen
¿cómo levantarte en medio de tanto insomnio?

¿cómo quitarte del cuerpo tanta tristeza?

¿cómo olvidarte del mundo que se rompió ante tus ojos?






extraño remolino de pliegues

fondo oscuro


luz de sombra atrapada 

en las grietas 

de un párpado






y después
hilos de aurora
sangre ennegrecida
y un sol negro, abierto en su tarde




y después otra vez
cual una leve mancha en las horas
dejarse llevar hacia todos los rumbos
hacia todos los rincones del día 
y la noche
hasta reventar y caer 
hasta  perderse
en el lugar menos pensado


((( como ya antes en otros trabajos,
las imágenes fotográficas son resultado 
de la sensibilidad de Eduardo Arrona )))

Sepultado en su sueño

Imagen
Aturdido, aunque luego lleno de dudas,
y esa sensación que desaparece por completo
brevemente desparramándose
en un sueño
y con otros silencios borrando
su cara.



By Eduardo Arrona
Casi eterno en su postura.
Arrinconado como una ropa que se guarda
para otra fiesta o como quien ha caído
con todo el sueño en gotas 
hasta hacerse charco. Casi eterno.


Nada más.
Nada se oye más 
que ese cuerpo  
sepultado en la sombra.


By Eduardo Arrona

Y algo así llega el sueño
En ala de espuma y cresta negra.
Así llega como una claridad

La noche de los días

He aquí el link para acceder a un poemario que me ha sido publicado por la revista electrónica Palabras al viento. No. 6  El poemario es La noche de los días.



http://www.misescritos.com.ar/revista/index.html?




Hasta el próximo instante.

Adagio

Imagen
Otras palabras escuchaba. De un paso a otro paso Era como ir de un día a otro año. Más viejo el mundo Y el cielo, que parecía de un azul eterno, Caía infinito entre los ojos.
Otro tiempo se hacía entonces. De un sueño a otro pensamiento Era como vivir en las manos de un dios enfermo, Más inesperado el mundo para estar, en las filas De los que murieron creyendo, acostados en la arena Durante tantas tardes / tan frescas / tan quietas.
Otras palabras otros pensamientos nacían. Era como no estar seguros de lo que era cierto y verdadero. Era como acabar siempre con la sensación de no estar en parte alguna. Tanto movimiento tanto aire y tanta agua
Tanto cielo / sobre todo / tanto irse yendo con el viento.