Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

Oscurecimiento

Imagen
Ya estaba otra vez el hueco: Exaltado flujo de otras formas.
Lo informe de otros horizontes.
Otra vez el derrumbamiento de los espesos lodos Enrojecidos con tantas sangres de crepusculares muertes.

Opalescente cielo En zonas de otros párpados. Rayoneado temblor: Paraísos Nubes Oscurecimiento absoluto.
Descontrolado sigue el cuerpo De las letras en el pensamiento.
Lleno se vacía y vuelve hasta el colmo.
De un lado el murmurar de los perfiles. En el otro lado lo que se fue perdiendo.
Y a la orilla de todo esto: El vuelo de una mosca hambrienta.



Como si grandes mentiras

Imagen
Las palabras siempre.
A veces las ideas. La música.
Oh, la música. Sin palabras.
Otra realidad.
Otras formas en que asusta la verdad.
Cierto. El sueño.
Desdibujándome a diario.
Objetos destruidos como si grandes mentiras fueran.
Un cometa o una estrella.
Es más una sensación de abandono. De fuga.
Y dicen:
Que el cosmos está yéndose
Que todo irá oscureciéndose
Que ya no serán más estrellas
Otra imagen. Entonces.
Otra palabra. Otra música.
Objetos destruidos.
Todo podría estar lleno de ellos.
Como si grandes mentiras fueran.





Irrepetible

((((((aquí pudo ir una imagen pero......))))))



No diría la misma palabra Ni iría por la misma calle. Entre la cortina de ensoñaciones, Ensimismado en su propia ausencia de recuerdos, Trataría de conocer la forma de lo que es siempre Distinto.                        El deseo como un eco                                O también de otro modo                                     El planteamiento que se escanciaría                                             En dudas o en algo semejante al olvido.

Un ojo abierto al cristal limpio de la tarde, Un acopio de suspiros ensuciándose En el núcleo ese de remolinos Que se desbaratarían:                                Reverso de caídas hasta el cielo                                       O hasta ese lago quieto en que faltaría,                                            Lo que desde siempre ha faltado:                                                  Asegurar lo que es ya de por sí /                                                         Distinto.

((((la música -se…

Entre máquinas

Imagen
No se podía ir la imagen de mi cabeza. Adentro de mi mente pataleaba toda vez que escuchaba el paso de los aviones afuera del apartamento. Allí seguía el enorme avión, detenido en la pista, con los motores encendidos. También allí, continuaba la otra pequeña máquina –un robot- investigando el funcionamiento de las hélices, la resistencia de las ventanillas en que estarían detrás de ellas los pilotos, y las otras ventanillas, las de los pasajeros. Todo el cuerpo del gigantesco avión era leído por los ojos telescópicos del robot que se desplazaba sobre una patineta alrededor y debajo del gigante. En esta pequeña máquina radicaba la evaluación del funcionamiento de la otra máquina: gigantesca máquina.  El robot leía y enviaba la información al cerebro de inteligencia artificial, invisible para nosotros, la cual era la que daba la aprobación o desaprobación del funcionamiento en que operaba el gigantesco avión. Con dicha construcción de imagen (((apoteosis de la tecnología en robótica: made …

El abuelo de mis hijos

Imagen
El otro día el abuelo de mis hijos –como si se tratara de la cosa más natural del mundo- le pidió al cielo cosas ajenas a la realidad que lo había acompañado desde que murió Isaura, su mujer. Decirlo suena sencillo, pero haberlo escuchado decir a él, un viejo con doctorado en medicina y con bastantes años entregados al estudio y la meditación, lleva –en nuestro caso, a mi mujer y a mí- a no dar crédito, o al menos, a quedar fuertemente impresionados.           Era un sábado que parecía igual a otros sábados en que nos reuníamos a comer y charlar. Estábamos en los postres, o más allá de los postres, en la copita de licor y tabaco, cuando el abuelo de mis hijos se levantó. Supuse que iría al baño o que se había levantado nada más que para acomodar los perniles. Pero no fue así. El abuelo se puso a invocar a sus penates y a pedirles, con la copa en alto, que le devolvieran la risa de Isaura, el canto de Isaura, la mirada de Isaura, el cuerpo de Isaura...           -¡Papá, por favor! –inter…

Chiflador de auroras

Imagen
Ni yo mismo sé si existo Bartolomeu  Axieu
El cuento era quitar el árbol a la manzana. Romper bien hasta su raíz la sombra de todos esos rostros preclaros que se insinuaban predecibles en cada breve historia. De no hacerlo así, el monto de los fraudes continuaría hasta ser imposible escapar a los círculos viciosos en que estaban sometidos los relatos y otras fantasías por el mercadeo. Sería increíble, pero no imposible, que lo mismo le ocurriera a la poesía. A como iba pintándose todo... No hay ni qué advertir más sobre este modo de conducción pagada a priori. De aquí, tal vez, resultan explicables todos esos anti géneros, anti-logos y anti-poetas navegantes, que sobre mares de caosmosis no habían dejado de aparecer cada tanto tiempo y que, al término de millones de estremecimientos y de gritos y desgarraduras,  acabarían siendo perfectamente asimilados –y tragados- por los magos de la sensación publicitaria. Todo lo opuesto a los ácratas envueltos por el canto de los grillos, de quienes…